domingo, 28 de julio de 2013

estoy escribiendo bastante, tengo muchas cosas, pero estoy sin internet por lo que no puedo subir al blog, paro ya solucionare este problema como otros que no ha podido solucionar.

viernes, 14 de septiembre de 2012

he estado alejado,  motivos sobran..... pero acá va mi primer capitulo de mi próxima novela. haber si les gusta. la novela se llamara  "LA LANCHERITA"
CAPITULO UNO
EL DESTINO ES EL DESTINO

La Herminia se había acostado temprano, el día no había resultado nada fácil, entre ida a la playa, gimnasia,  la casa y nuevamente la playa, habían agotado su resistencia.  Y aunque en ella nunca se notaba el cansancio, dada la fortaleza de sus 16 años y de su condición robusta y atlética, adquirida por una alimentación no tan variada, pero rica en vitaminas  y  minerales , con la dosis perfecta de grasas y carbohidratos que se da en los hogares de muchos pescadores, donde la variedad del menú se juega entre pecados , mariscos, luche y cochayuyo y  abúndate papa, salpicadas de vez en cuando con fideos y arroces que son mas bien un acompañante escaso, así como la carne, que nunca alcanza para mas que un engaño miserable para el estomago.
La Rebeca, su hermana menor no los había hecho nada de mal, también había tenido lo suyo y como ella es mas joven y mas delgada, también el cansancio lo había alcanzado y entre rezongos de la mamá  y un
-¡valla nomás m`hijita!-
de la abuela , también había emprendido el rumbo a la cama , la que se encontraba junto a la de su hermana Herminia, amiga y confidente, a quien quería y consentía, mas bien ambas se consentían y se querían mutuamente, en su condición de pobres, de  hijas de pescadores,  de estudiantes esforzadas, de trabajadoras en faenas de mar, no había otra que ser mas que hermanas, amigas y confidentes.
                        Solo esperaban por el  padre, el Juanchito, la abuela y su mujer, la que con cara ya agria esperaba, fregaba, limpiaba y daba vueltas por todo lado, como para evitar mas bien estallar sola, antes que llegue el marido. El Juanchito su hijo, que en  su calidad de lisiado, no le es fácil retirarse solo a la cama,  prefería quedarse al ultimo, cuando ya no hubiera nada mas que hacer, esto porque así se verían obligados de irlo a acostar, no podían dejarlo solo por allí, él no podía cerrar un puerto o apagar una luz, así que al menos que lo lleven a su pieza y le ayuden a acostarse estaba asegurado. Por ello nunca le preocupaba  el acostarse, como tampoco el levantarse, pues nadie se apresuraría en levantarlo y si el no hacia su máximo esfuerzo hasta podría pasar toda una mañana si comer encerrado en  su cuarto, no es la madre ni la abuela  los que saldrían a su encuentro en la mañana, y para que hablar del padre, si entre lancha, cantina y cama no se le conocía mayormente. Nadie sabia a que hora estaría en la una o en la otra, ni tampoco era posible saber cual de ellos era mas querido, si su lancha, la cantina o la cama. La familia como  muchas de las familias de pescadores pasaban a segundo plano,  y si bien se reconoce el proveedor del hogar, como todo macho y pecador, da lo mismo si llega con algo a la casa o solo con una curaera que no se detiene  ni parado,
                        Solo la vieja  abuela y su hija conversan de vez en cuando,  mas bien cruzan cortas frases que son respondidas  por la Ester como escopetazos, se ve que la rabia sube y sube por sus venas, así como el marido en la cantina avanza en su curaera, su esposa en la casa aumenta en su rabia y la va acumulando a cada minuto, el marido había prometido ese día llegar temprano y traer lo suficiente para  parar la olla, y cubrir todos los gastos indispensables de su casa, porque ya hacia como una semana que no había aportada nada y solo había llegado por las noches a dormir su curaera sin ningún peso en los bolsillos, pese a que todos los días se hacia a la mar para trabajar en lo que viniera.
                        Aunque esto no es extraño en ninguna  familia de pecadores, pues para ellos, cada día tiene su propio afán, solo se vive el hoy, el mañana Dios vera, o mas bien Dios proveerá, ya que con un buen día bien trabajado fácilmente pueden  cubrir todos los gastos de una familia por varios días,  y bastaría trabajar una semana bien sin gastarse  nada, para asegurar el sustento de una familia por todo el mes ,  es por ellos que un día o dos trabajados o no , no  es cosa que preocupe a un buzo, un marinero, o un pescador, da lo mismo un día perdido que trabajado  o  tomado.  Si hoy se toma todo lo ganado y se queda sin ningún céntimo en los bolsillos, mañana se hará a la mar y recuperara todo lo tomado hoy, y basta con eso para tener la confianza suficiente para gastarse todo los valores  que pueden ser vitales para la vida de la familia, pero que un buzo no ve la urgencia, pues si hoy no tiene pan, entonces que pida, mañana el mar volverá a proveer y ya habrá lo suficiente para cubrir  lo faltante  del día anterior.
º           La mente  de  Efraín  nunca ha estado muy lucida y solo le importa trabajar por el día y gastar por la noche, no importa si es en su casa, en la cantina, en la casa de un amigo, en un prostíbulo o lo que sea, lo que si sabe es que al otro día al hacerse nuevamente a la mar no habrá ningún centavo en sus bolsillos, pues lo del día es para el día. Lo malo de Efraín es que  desde hace tiempo   le cuesta cada día controlar mas su ya declarado alcoholismo y pese a ser un  buen trabajador se le hace cada día mas difícil manejar su voluntad entre cantina y hogar,  si no fuera por sus hijas que muchas veces lo van a esperar a la playa y lo llevan directamente al hogar con las ganancias del día, difícilmente haría ese recorrido solo, para el es mas fácil el camino de la cantina que el de su casa.
            Efraín ya cayó en el círculo vicioso, ya es un buzo alcoholizado, o bebedor compulsivo, donde el vino es más importante que la comida.  El día para él, comienza muy temprano, tipo seis o siete de la mañana ya esta en pie, aguijoneado por la resaca del día anterior, no por su  costumbre de hombre madrugador, es producto de la sed que produce una buena curaera la que lo despierta por la mañana y con la escusa de ir a ver su lancha, única fuente de producción de la familia , se viste apresurado, y se va a dar su vuelta por la playa y por la cantina que queda al paso, donde una caña apagara su sed y su ansiedad que le impone el alcohol, luego regresar a la casa por un desayuno, si es que la marea y el tiempo lo permite, porque si es hora de zarpar, bastara con un par de panes y una botella de vino “pal frio” y los mariscos crudos,  con ella se harán a la mar y los primeros mariscos serán el suficiente desayunó con un par de tortillas y un buen trago de vino ya están listos para la pega, ya no hay resaca, ni cansancio, ni fatiga, ni enfermedad , nada,  el alma se les vuelve al cuerpo y la fuerza a su debilitados músculos, ya están listo para encarar lo que sea, si la tempestad arremete , allí habrá un brazo que no se doblegara fácilmente. La faena podrá durar todo el día y allí estarán estos hombres felices de su trabajo, de su vida y de sus logros, por la tarde al volver a la playa, mojados, con hambre y cansados, difícilmente alcanzara a llegar a sus casas, si la cantina esta mas cerca y es tan familiar, además que la sed , producto de los mariscos crudos y el pan solo, esta urgiendo sus gargantas , un vaso de lo que sea será tan bien recibido que sin este necesario paso,  no se podrá dar ninguno mas. Una cerveza, o una caña de vino apagara su ansiedad y si tienen suerte, voluntad o dos hijas que lo conduzcan, después de este necesario salvavidas podrá  tomar rumbo a la casa , de lo contrario allí se quedara, y pagara o mas bien gastara todo lo ganado del día por un par de tragos mas y algo de comer, cualquier cosa  sirve, no importa  el precio o si vale o no vale lo cobrado, solo se necesita comer y tomar,  y una vez que no quede un centavo en los bolsillos  enredara nuevamente el rumbo al hogar solo para dormir, si es que alcanza a llegar a su cama, o quedará amontonado en cualquier esquina de la casa y con suerte alguna alma generosa le tirara una cobija, para que el frio no lo haga despertar durante la noche o lo pase a mejor vida.
Así Efraín pasa sus días, y esta vez no será la excepción, ya la medianoche a pasado largo rato  y aburridas las mujeres se disponen a dormir, cuando un golpe como de un saco de papas se escucha en la puerta, no cabe duda que el hombre de la casa ha llegado, o más bien alguien lo paso a botar en la puerta de entrada, con seguridad en un estado calamitoso. La rabia acumulada de la Ester parece descargarse de una y casi respirando a borbotones se dirige hacia la puerta, y tomando al marido por un brazo, sin ningún miramiento lo arrastra hacia la cocina, y con una patada en las cotillas intenta descargar toda su rabia acumulada, y entre sollozos y gritos, le enrostra tosas sus faltas y con palabras de grueso calibre le insulta y le hace ver su falta de criterio y su incapacidad como padre y como esposos para mantener un hogar  y que mas vale que se mande a cambiar en vez de seguir dando molestias a esa casa que  con la pobreza luchan todos los días. El pobre Efraín intenta reaccionar  y tratando de ponerse de pie, en medio de la inconsciencia de la borrachera va hacia la mujer con la intención de agredirla, pero es tanto su curda que antes que levante los brazos es duramente vapuleado cayendo nuevamente al suelo como un saco. Allí queda botado quejándose incoherentemente, mientras que la esposa da la orden de acostarse y dejarlo allí votado, la abuela solo mira, el hijo espera tranquilo que lo lleven a su cuarto y la abuela  dando una larga mirada al yerno, decide también irse a acostar.
            Por largo rato se escucho el quejido del borracho, por algunos momentos parecían quejidos de dolor, otras de delirio, balbuceando palabras incoherentes, gritando o maldiciendo,  aparentemente así se quedo dormido, y la familia también, solo se despertaron cuando un portazo en la puerta principal anunciaba que él ya se había ido  a la playa. Con la rabia aun marcada en el rostro la mujer se levanta  para ayudar a sus hijas con el pobre desayuno para que puedan asistir a clases en el único liceo de la ciudad. Mas tarde trataría de hablar con el Efraín antes de que se haga a la mar  para rogarle  por mil y una vez mas que no se tome la palta y la deje para poder comprar lo necesario para la casa y para sus hijos que tanto necesitaban.
            Mientras tanto el Efraín adolorido por los acontecimientos de la noche anterior, tanto del cuerpo como del alma, se dirigió como siempre a la playa para comprobar que su lancha y sus equipos están allí, pero luego se dirigió a la cantina, donde sorpresivamente fue violentamente rechazado, pues aparentemente en su curaera del día anterior había cometido algunos errores que no se lo perdonarían así como así, y mucho menos se le confiaría un trago gratis para componer la caña, intentó vanamente pedir excusas pero la reacción de la dueña le dejo claro que sin plata no podría apagar su sed como ya era costumbre, caminó nuevamente hacia su casa, pero el recuerdo de la noche anterior, y sus delicadas costillas le hicieron desistir y sin saber que hacer emprendió el camino hacia su lancha con la intención de quedarse allí dormido hasta que llegaran sus compañeros, quienes de seguro lo salvarían con un buen trago  y con un poco de pan para matar el hambre que ya le corroía las tripas. Con bastante dificultad acercó  la lancha al muelle, pues no solo sus costillas se afligían, todo el cuerpo parecía reclamarle y sus fuerzas no eran las de antes, lo que otras veces podía hacer con una mano, ahora le pedían un doble esfuerzo. Ya estaba pensando seriamente en asentar cabeza, pues otro día de perras como ese no lo resistiría, y con el firme propósito de tratar de cambiar recobro sus fuerzas y haciendo un último esfuerzo puso la lancha a buen recaudo para poder subir a ella, y sin pensarlo dos veces  salta sobre la proa pero al poner los pies en ella, un intenso dolor  en el pecho lo hace doblarse perdiendo el equilibrio , cayendo  sin remedio hacia el agua, el dolor lo hace llagar hasta el fondo que  no pasaban los dos metros de profundidad he impulsándose con las piernas va en busca de la superficie, pero al salir se da cuenta que tanto la lancha como el muelle se han alejando de el y si quiere alcanzar a uno de los dos tendrá que nadar  y sin pensarlo más  saca las manos del agua  y hace el gesto de nadar, pero un nuevo dolor lo encoge y en vez de poder nadar el agua lo vuelve a tragar y lo aleja un poco más de la orilla, desesperado sale a la superficie y pide auxilio, pero nadie escucha sus gritos, intenta nadar nuevamente, pero todo parece inútil, entonces se traba en una feroz lucha con su amigo el mar, en quien siempre había confiado, este lo arrastra y lo separa de la costa, mientras el porfía con todo su dolor y su fuerza por acercarse a cualquier cosa que lo pueda sostener a flote, por largo rato lucha mientras pide ayuda cada vez que puede, pero pronto se da cuenta que su enemigo es más poderoso que él, y que le está pasando la cuenta  su embriaguez, su falta de alimentos, su insensatez y todos sus errores se le agolpan a la cabeza, pidiendo una segunda oportunidad, se deja arrastrar por las aguas mientras intenta mantenerse a flote moviendo si cesar sus piernas. El dolor en su cuerpo se acrecienta, pero el dolor en el alma  es mayor, piensa en su familia y se da cuenta de lo abandonado que los tiene, se da cuenta como el alcohol lo ha alejado de lo único  lindo y querido que tiene y gruesas lagrimas se confunden con el agua salada, una profunda oración brota desde su corazón y con arrepentimiento sincero pide a Dios por él, pide por su familia, por sus hijas, por su señora, por su hijo enfermo. Pide otra oportunidad  intenta llorar per el agua no se lo permite, intenta gritar pero una pequeña ola anula su intento, pero parece que Dios a escuchado su lamento, una gran tranquilidad invade su alma, sus dolores corporales van desapareciendo poco a poco, una especie de somnolencia lo invade, se deja llevar, quiere descansar y sin pensarlo dos veces cierra sus ojos, siente que el agua lo mese lentamente, va entrando en un mundo extraño, y entre las aguas se queda dormido para siempre.
            Doña Ester muy a su pesar, después de un buen rato tomo camino a la playa,  mascullando su rabia y su angustia, tenía que hablar con su marido, ya la cosa se estaba pasando a castaño obscuro, y  no sabía si reclamarle con rabia  y con energía o doblegando su orgullo y su rabia suplicar con cautela y con angustia para que cumpla con las obligaciones de un jefe de hogar, aportando lo mínimo necesario para la alimentación de sus hijos. Tan ensimismada estaba en sus pensamientos que no se dio cuenta el momento en que llego a la playa:
-          ¡buenos días  doña Ester!
El saludo lo sobresalto, allí recién se dio cuenta que ya había llegado al muelle, los hombres que trabajaban con su marido lo miraban  fijamente como esperando la noticia de la mujer que le indicaría que su marido estaba tan enfermo (de curao) que no podría trabajar ese día, sin embargo la pregunta fue otra.
-          ¿y el Efraín?
-          No lo hemos visto, nosotros suponíamos que usted nos venía a avisar que él no podía trabajar hoy.
-          ¡No!, si salió temprano, yo solo venía a conversar con él para rogarle que  no se tome la plata hoy, y a pedirle a ustedes que lo lleven a la casa en cuanto desembarque, antes de pasar por la cantina, pues en la casa ya no tenemos ni que comer.
-          Nosotros ya lo buscamos por acá y no está, ¿habrá ido para otro lado?
-          No lo creo, se hubiese cambiado de ropa, yo creo que anda apagando la sed nomas por allí, búsquenlo y me avisan.
Sin más, Ester emprende el camino de regreso a la casa, que el borracho de su marido no se presente en su trabajo temprano  no le extraña, mal que mal él es el dueño de la lancha y por lo tanto no tiene que dar explicaciones a nadie, tampoco es primera vez que  falta a su trabajo, así es que sin mayor preocupación por este hecho se regresa a casa, su verdadera preocupación es  que va a hacer para parar la olla ese día. Mientras tanto los trabajadores  se miran  sin saber qué hacer, les falta un hombre para hacerse a la mar,  pues con o sin Efraín podrían hacerlo,  pero antes de buscarse un socio deciden  darse una vuelta por los logares más frecuentes, con el fin más bien de ayudar a doña Ester que la habían visto tan afligida, pues dejar en tierra a Efraín sería lo mismo que si se tomara toda la plata de la faena de ese día, sin embargo esta diligencia no dio mayores frutos y simplemente  desistieron,  se buscaron un nuevo socio  y luego se hicieron a la mar, llevándose la embarcación, por la tarde al regresar  entregaron su mercadería y la parte correspondiente a los materiales  se lo fueron a entregar a doña Ester, quien contenta recibió esa tercera parte, pues ara ella era mejor que si hubiese ido a trabajar su marido, pues difícilmente le hubiese pasado la parte completa y solo habría logrado algunos céntimos que con suerte le alcanzarían para parar la olla,  agradecida pero extrañada volvió a indagar por el esposo ausente, a lo que sus compañeros de trabajo le informaron que no lo habían encontrado y por ello se habían hecho a la mar sin él, pero que  al regresar tampoco, lo habían encontrado, y solo habían sabido que por la mañana muy temprano, casi clareando el día  había pasado por la cantina cercana al muelle, y que al no ser atendido allí , lo habían visto dirigirse hacia el muelle. Las hijas ya habían vuelto del colegio y mientras esperaban la cena se afanaban en sus obligaciones estudiantiles, realizando tareas  y preparando la actividad del día siguiente. Solo Rebeca había preguntado por el papá, Herminia parecía no preocuparle mayormente y nadie más daba señales de preocupación, Ester llama a sus hijos a la mesa para servir la cena, opípara cena con los pocos pesos conseguido,  Ester puso un plato para el esposo, pese a que nunca lo hace, pues su hora de llegada  nunca es posible  adivinarla,  pero esta vez hizo la excepción, pensando quizás en que andaba viajando y llegaría con el ultimo bus de la tarde,  pero no fue así, terminada la cena y  lavado ya los platos, la mamá un tanto preocupada  mando nuevamente a sus hijas a que salgan a buscar a su padre, y ella misma recorrería algunos lugares más frecuentes y cercanos,  pero luego de una larga búsqueda y de muchas preguntas a Efraín parcia habérselo tragado la tierra o más bien parece habérselo tragado el agua, pues nadie da noticias de él  y solo la ultima testigo que lo vio ese día  insiste en que lo vio dirigirse al muelle muy temprano y que más tarde escucho unos gritos, pero solo le parecieron  gritos de curado que con la mona viva y sin un trago para  reparar su alcoholismo  gritaba para desahogar su ansia por un trago de vino, por lo que ella no puso cuidado  en esa situación  y no vio nada  que le parezca fuera de lo normal.  Sin embargo este hecho despertó la sospecha en una desgracia y pronto sus amigos comenzaron una búsqueda un poco más minuciosa, pues no dejaba de ser extraño  que el Efraín no aparezca, pues alcohólico podía ser, pero nunca faltaba a la pega y mucho menos a la cantina, además si lo habían visto dirigirse al muelle, no sería raro que hubiese sufrido alguna accidente, pues no sería  ni mucho menos el primero, ya varios habían cobrado la vida en él, pues la corriente en ciertas horas de marea se hace sentir, y con una buena curda como la que anda a trayendo el pobre de Efraín, perfectamente pudo haber sufrido una desgracia. Ya pasada largamente la media noche, no había ninguna señal del hombre  y varios de sus compañeros llegaron hasta la casa de Ester que esperaba por alguna noticia, ahora ya se podía percibir preocupación en los rostros de los hombres  tanto que  las niñitas que ya se habían acostado al sentir las voces  y el tono de misterio que se le daban , se levantaron apara indagar que noticias habían  de su padre, pero no había ninguna noticia alentadora, y aunque  todos trataban de no darle importancia aduciendo a una nueva historia de curados, no podían disimular que algo andaba mal y que la incertidumbre hacia más estragos  provocando una situación  nerviosa que a nadie agradaba. Sobre todo a Ester y su familia  quienes tenían un mal presentimiento de esta historia  y luego de un rato, convencidos que esa noche nada más se podría hacer, decidieron ir a dormir, para juntarse muy temprano al día siguiente  en el muelle.
            La noticia había cundido durante  la noche y por la mañana toda la comunidad estaba en el muelle, el único tema era la desaparición del Efraín, y después de cotejar todas las versiones posibles, se pensaba seriamente en una desgracia, pues alguien mas había escuchado los gritos por la mañana y mas que gritos de curado, le parecieron gritos de auxilio. Pronto llego la Ester quien comprendió de inmediato que algo pasaba, pues todos sus vecinos ya estaban en el muelle, llego hasta el final donde estaba atracada la lancha del marido  y allí luego de un breve silencio , sus amigos que trabajaban en la lancha le comunicaron que saldrían a buscarlo en el mar, pues  sospechaban una desgracia, pues después de haberlo buscado por todos lados y por las conversaciones de los vecinos,  mas de alguien escucho gritos pidiendo auxilio y ahora existe casi la seguridad que pudo haber sido el Efraín que pudo haber resbalado y caído al agua al tratar de abordar su lancha. Pronto todos se organizaron y tres grupos saldrían hacia la playa recorriendo cada uno un sector, mientras que las embarcaciones comenzarían a rastrear palmo a palmo  todo el rio,  mientras la familia indagaría con sus parientes, por si hubiera viajado a algún lado, aunque nadie lo había visto en los buces o en algún vehículo particular abandonando el pueblo. Sus hijas habían llegado al colegio como costumbre, pero pronto se dieron cuenta que lo miraban como bichos raros, por lo que decidieron conversar su caso con el director y solicitar permiso para volver a  casa  hasta que se solucione la desaparición del papá.
            Desde temprano los vecinos y amigos comenzaron a llegar a la casa de Ester, ya sea para inquirir alguna noticia o para ayudar a la familia y darle consuelo, sin embargo el regreso de las niñas de clase precipitó el duelo, el llanto de la menor fue seguido lentamente por  la hermana, por el lisiado que casi abandonado en una esquina tragaba saliva  para no ahogarse con su pena y su abandono,  pronto la madre  fue invadida también por esta pena que irradiaba desde sus hijos, porque aunque no hubiese sido el modelo de marido, había sido su hombre por demasiado tiempo, y aunque el alcohol había hecho  estragos e en la vida de pareja, ella se había casado enamorada y había tenido unos retoños hermosos  a los que nunca le había faltado nada, muchas veces pasaban  por estos periodos de sequia  o de alcohol, pero siempre había un despertar que traía nuevamente paz tranquilidad y todo lo indispensable para una familia,  pues nadie que trabajara y dependiera del mar para su sustento, se podría decir que era una persona miserablemente pobre, a lo mas experimentaban la pobreza como cualquier vecino que en algún momento le puede faltar algo para la subsistencia, sin embargo todos los pescadores, buzos mariscadores o recolectores  tenían más bien un buen pasar.  Mucho mas holgado que otras familias de obreros o  trabajadores sin oficio, pues a estos sí que le costaba muchas veces parar la olla. Pero no solo la pena por la pérdida de su hombre invadió a Ester, de pronto le llegó a la memoria todo lo vivido el día anterior,  el trato que le había dado, y como un mazazo , lo tiros sobre un sillón  y con una pena inmensurable comenzó un llanto, silencioso en un principio pero pronto fue aumentando su tono hasta convertirse  en un profundo lamento,  sintiéndose culpable de los acontecimientos, pues ella con su actitud  y con el mal trato dado el día anterior , había precipitado  los hechos, pues ni siquiera  un plato de comida había servido al desgraciado, y en vez de acogerlo y cobijarlo en su casa  lo había tratado como un perro, y lo había dejado tirado , humillado y vapuleado en el piso, sin ninguna protección ni consideración para el pobre diablo. Y seguramente  eso había hecho que el Efraín se hubiese  ido a refugiar en su lancha, cayendo al mar debido a su curaera.
            Resulto difícil consolar a la Ester, quería seguirse sintiendo culpable,  pese a que nadie más apoyó su teoría del  desamor, del desprecio efectuado el día anterior,  de el rechazo a golpes dado al padre de sus hijos, del desencanto y deslealtad con su marido, pues todos apostaron a que ella era una buena mujer y que hizo lo que  debía  hacer y que no era primera vez que hacía lo mismo, pues el Efraín había tenido el mismo tratamiento cientos de veces y nunca había pasado nada, es más , normalmente después de pasada  la curaera ni se acorvaba de lo sucedido,  por lo que todos insistían en que fue cosa del destino y de su mala vida  por culpa del alcohol y que ella no tenía ninguna culpa y que por el contrario  todas las mujeres de pescadores hacían lo mismo. Pero las palabras de sus amigas parecían no causar mayor efecto,  su pena se acrecentaba cada vez más, pues no sabía que haría ahora, como continuar con su vida, sin el proveedor del hogar, el llano parecía ser su único consuelo,  la única que se mantenía impávida  era la abuela, que pese a que se le había escapado una lagrima al ver sufrir tanto a su hija,  con un rápido movimiento de la manga había pasado a otra cosa  y con un no te preocupes hija la vida tiene que seguir , comenzó a ordenar tos trastos de la cocina, para  hacerla mas cómoda y funcional, y  pronto ella, había tomado las riendas de la casa y lo comenzó a preparar para lo peor. Una larga espera por un cuerpo,  cosa que el ríos siempre se hacía mucho de rogar por entregar su presa, o para en el mejor4 de los casos un velorio rápido que haga pasar el trago amargo, pues al dolor y al infortunio de los pobres, sobretodo de los pecadores   no hay nada que hacerle, solo sufrir, llorar, poner pecho al frente  y volver a empezar.
            

viernes, 30 de diciembre de 2011

TERMINAL DE BUCES PARA CALBUCO

Es bastante extraño, por darle un nombre que Calbuco no tenga un Terminal de bucees urbanos y rurales con las comodidades mínimas para el alto numero de pasajero que se moviliza todos los días a través de las diferentes líneas, tanto urbanas como rurales.
Lo que se identifica como termina de bucees, frente a la plaza, por lo que entiendo pertenece a una línea especifica y las demás líneas solo usan el punto como partida, pero en ese Terminal no hay ninguna comodidad y es muy poco digno para una ciudad como esta que de hecho a crecido y mucho y también ha emprendido obras importantes.
Supongo que este tema ha sido discutido muchas veces por alcalde y concejales, y ya es hora de abordar el tema con una solución mas radical y digna de una comuna como esta que merece un Terminal digno. Tenemos que apelar a nuestros diputados y senadores y a cuanta autoridad haga falta para lograr financiamiento, pero ya es la hora que Calbuco cuente con un Terminal.
Mientras tanto habrá que buscar soluciones parches y entre estas creo que seria muy beneficioso que la Municipalidad determine lugares de estacionamiento que ayuden al flujo vehicular y que no lo entorpezcan. Me refiero específicamente a los buses rurales que se estacionan en avenida Los Héroes frente a la costanera. En esta avenida se están terminando o ya terminaron importantes obras de mejoramiento, mas las obras que están en ejecución darán sin lugar a dudas un plus importante para la ciudad, una vez que ornato y aseo haga su aporte y mejore las áreas verdes, el alumbrado que de hecho es deficiente y los jardines se convertirá sin duda en un punto muy atrayente para el turismo, fuente importante de divisas para toda la ciudad, el problema es que los bucees que se estacionan en la costanera le quitan todo encanto, tapan la visibilidad del mar y sus embarcaciones, obstruyen innecesariamente la fluidez del transito en esa arteria, ¿porque no ubicarlos en calle Esmeralda por ejemplo?,o en su prolongación por calle Vicuña Mackena. Es verdad que por aquí se hace el transito de camiones de alto tonelaje, pero el trafico también es muy mínimo por lo que creo que no representa mayor peligro y el trafico pesado no se vería obstruido por estos bucees. Indudablemente exciten otros lugares donde podrían ubicarse incluso entre el torreón y el muelle de paseo, pero debemos entender que es bueno mantener despejado y limpio el que será el principal paseo o avenida de Calbuco, en razón a esto debemos pensar también cómo ubicar mejor los basureros, pues hasta antes de los trabajos de pavimentación estos se ubicaban sobre la vereda en la costanera siendo no solo un estorbo para caminar por ella, sino que lo convertían en una desagradable molestia por el olor, la cantidad de desperdicios en sus alrededores, la proliferación de perros y otros que en nada ayudan a la ciudad, convirtiéndose mas en un peligro que en un aporte para esa avenida.
No digo que haya que mover los paraderos para los usuarios, solo que el punto de estacionamiento y salida sea otro durante las horas muertas, y que al emprender el regreso los bucees rurales lo hagan con diferencia de horarios que permitan a cada bus recoger sus pasajeros en la costanera pero con una detención que no supere los 5 minutos por paradero.
Para los pasajeros urbanos que utilizan el edificio fiscal donde esta el correo, sobretodos en días de lluvia, no existirá la posibilidad de cubrir ese espacio con un techo similar al que se hizo en los Héroes frente al mercado, eliminado el paradero de taxis pasándolo a la esquina contraria y dejando todo ese frontis para tomar y dejar pasajeros. Alomejor esto podría servir para mejorar en algo el problema de un Terminal, agregando un par de bancas y suficiente iluminación se podría mejorar nuestra percepción sobretodo para el visitante que por primera vez llega a Calbuco.

CACHORROS DE TODOS, PERROS DE NADIE.

ETELVINO AGUILA OJEDA.-

El problema de los perros vagos no es nuevo, por el contrario desde que yo tengo memoria a existido y nunca se ha solucionado realmente. Que perreras municipales, estricnina, veneno de diferentes tipos, muerte asistida con inyecciones, esterilización de hembras, castraciones, adopciones, protectora de los animales y cuantas medidas se puedan inventar, al parecer van destinadas al fracaso.
El problema está en que no son los perros los del problema, sino que son las personas ellos lo crean, lo viven, lo sufren, lo sienten y lo masifican y magnifican.
Si vamos al origen del los perros, perfectamente nos podemos dar cuenta que en la naturaleza normalmente no abundan convirtiéndose en las verdaderas plagas que vemos en nuestras ciudades, por el contrario, están muy acotados y si bien cazan en jauría, estas no son tan grandes como uno podría creer, mas bien son funcionales, están diseñadas para el tipo de perro y el tipo de caza. Esto es posible verlos en cualquiera de las razas de perros salvajes, vasta ver un documental.
Si tuviéramos la posibilidad de ver una jauría en nuestras tierras, cosa muy poco probable, de seguro no seria muy grande y solo seria funcional, se disgregaría rápidamente, lo que pasó en Chaitén después del volcán, cuando los perros abandonados se organizaron en manadas para cazar. Volvieron los habitantes y desaparecieron las manadas.
Si tratamos de identificar a los perros vagos de nuestra ciudad se podrán dar cuenta que hay bastantes perras que se cruzan normalmente con los perros, y ustedes ¿han visto alguna vez a alguna perra con sus cachorros vagando?, es mas si estos perros son vagos, ¿han visto alguna vez alguna camada de perros en los matorrales o en los espinales que circundan la ciudad?, al menos yo nunca he tenido la suerte. En definitiva no hay cachorros vagos, solo perros vagos, cada vez que una de estas perras produce una camada, al parecer sobran los interesados en proteger y criar estos perritos, y entonces ¿cuando se hacen vagos?
Normalmente son las personas las que abandonan sus perros cuando crecen o cuando envejecen, claro, ya no son tan bonitos, ni tan mansitos, ni tan cariñosos y le comenzamos a encontrar tantas faltas que al final simplemente lo abandonamos y después aunque pasemos cien veces por delante ni siquiera parecemos acordarnos de nuestro perro, pero la verdad es que es nuestro, es el mismo cachorro que criamos, que mal enseñamos, que mal acostumbramos y que después desechamos sin siquiera preocuparnos porque es un perro viejo.
Pero el problema de los perros vagos es una realidad, se convierten en un peligro por las enfermedades que transmiten, por su agresividad, porque como nosotros tienen que comer y son carnívoros, no pastan, por tanto cualquier cosa que se mueva y tenga sangre es comida para ellos, eso nos incluye, porque nosotros también podemos ser su cena, además ellos hacen sus necesidades y como nosotros lo echamos a la calle, pues en ella viven, crecen, comen, se reproducen y defecan. Calbuco esta lleno de mierda por todos lados, y aunque a los españoles les encanta pisar mierda porque dicen que les trae buena suerte, a los calbucanos no, a nosotros nos molesta, nos carga el olor y nadie se siente feliz, ni con su suerte, ni con la mierda en los zapatos, ni con los perros vagos en la calle.
Yo creo sinceramente que esta epidemia solo se terminara cuando cada cachorro al momento de nacer y de encontrar un dueño, se le implante un chip identificando a su dueño, de tal modo que con el tiempo, cuando convierta a su cachorro en perro vago, la municipalidad o la autoridad sanitaria o la protectora de animales, pueda leer el nombre del dueño del perro y aplicar severas multas por la tenencia irresponsable de mascotas. Creo que si la municipalidad hace un esfuerzo en ese sentido, el ministerio de salud, los veterinarios y los dueños de perras reproductoras, en un plazo no superior a 10 años se puede superar el problema, porque la vida de un perro no pasa de los 12 años y muchos de los vagos que andan hoy no sobrevivirán masa allá de tres o cuatro años, son los nuevos vagos sin identificar los que perduraran, pero si comenzamos ahora a identificar, en un plazo relativamente corto tendremos a quien responsabilizar y obligar a sacar a su linda mascota de la calle.
Creo que este esfuerzo es mas productivo y es una buena inversión a la larga para una ciudad, en la que bien vale la pena invertir recursos, incluido los recursos del estado que muchas veces se usan en programas que nunca han llegado a subsanar el problema de los perros vagos y la tenencia tan irresponsable de mascotas.

EL PESO DE LA DERECHA POLITICA.

ETELVINO AGUILA OJEDA

Los estudiantes nuevamente han movido el piso a las autoridades políticas del país. Este año como lo fue en su momento el movimiento del los pingüinos, tarde o temprano tienen consecuencia aunque no se adelante mucho en lo meramente educacional de alguna forma se vuelve a barajar el naipe y algo se gana.
Estas protestas que comenzaron poco a poco y que fueron sumando actores de diversos tipos, entre ellos a muchos de gobierno que trataron de ayudar o desestabilizar el movimiento, con un ministro emblemático como es el sr Lavin, donde era casi factible que se llegaría a algunos acuerdos. De pronto se ve cruzado por una ola de protestas, tomas y huelgas de los mas diferentes actores de la sociedad, que si bien no revestían gran peligro para el gobierno, si hacían mucho ruido y se veían como una sumatoria a la paralización de la educación, o a las hidroeléctricas, precisamente comienza allí un movimiento que como un pequeño tirabuzón va penetrando día a día la sociedad toda.
Hidroaysen fue sin duda el detonante de una intranquilidad ciudadana que se veía reprimida, estancada, esperando mejores resultados de un gobierno de cambio, que se suponía efectivamente iba a hacer la diferencia, pero que a medio periodo transcurrido o era mas de lo mismo o los cambios seguían esperando, inclusos muchos comenzaron a valorar mas los gobiernos anteriores que este que se suponía de gran cambio. Entonces comienza una caída en la popularidad del gobierno y una caída en la popularidad del propio presidente que sin duda era popular. Caída que impacta y tiene que preocupar a toda la clase gobernante hasta en el ultimo rincón de nuestra tierra. Pero Hidroaysen no solo sumo apoyo ciudadano, sino que sumo protestas y reivindicaciones de otros sectores, entre ellos , educación, pero también hubieron manifestaciones y huelgas de la salud, mineros, pescadores y un sin numero de otras pequeñas manifestaciones que se sumaban a un frente mas amplio y que en definitiva marchaban juntos a los estudiantes que seguían sumando molestias e impopularidad al gobierno.
Indudablemente que este clima no favorece los diálogos y una intransigencia se suma a la otra para llegar a un dialogo de sordos, así no se va a ninguna parte, entonces como siempre se usa la panacea, cambio de gabinete, aunque estas sean “sillas musicales” como dice la oposición. Pero el cambio es notorio, porque entra a la moneda “la espalda política de la derecha”, menos tecnología y menos ingeniería, pero mucho mas política y de la dura.
Para entender esto creo que hay que volver unos años atrás, cuando después de la dictadura militar se reconquista la democracia, entonces se comienzan a rearticular los partidos políticos con los viejos tercios y los nuevos tercios, los viejos ya prácticamente han desaparecido todos desde el espectro político, hablemos de Jarpa, Romero, Valdez y tantos otros, pero los que eran en ese tiempo los nuevos hombres brillantes en política, eran precisamente Allamand, Espina, Lavín, Longeira, Novoa, schaduix y mas tarde la Irrupción de la Evelyn Mathei y Coloma, mientras que en el otro frente estaba Schoulson, Frei, Escalona, Girardi, Gomez y mas tarde la irrupción de la Bachelet y Toha. Por supuesto estos no eran todos, habían muchos mas, pero generalmente giraban en torno a estos personajes que con el tiempo fueron los grandes referentes del bloque derechista y del bloque concertacionista, convirtiéndose algunos de ellos en verdaderos animales políticos.
Con el cambio de gobierno y la Asunción al poder de Piñera, debió comenzar un gobierno derechista, pero el primer gabinete no es precisamente un gabinete políticamente correcto, es mas bien técnicamente correcto, esto atrajo muchas criticas dentro de sus mismas filas en especial de la UDI que prácticamente no se sentía representada ni en el gobierno central ni en el gobierno en provincias. Esto fue motivando roses frecuentes que culminaron con el ingreso de la Mathei y Allamand al gabinete en una primera incursión mas política de este, pero ahora con este nuevo gabinete terminó de sumar el peso de la derecha al gabinete: Longeira, Schaduix, Lavin, Mattei y Allamand son sin duda toda la maquina política de la derecha y solo dejan en la reserva a Coloma y a un Novoa que ya no tiene peso alguno. Entonces ahora si podemos decir “gobierno de derecha en acción”, y como decía el presidente vamos a jugar este segundo tiempo, con un verdadero gobierno derechista, y por fin podremos ver si efectivamente son alternativa de gobierno o no, si efectivamente hay peso y espalda política para gobernar una nación, que por lo demás sin duda lo hay, pues todos estos personajes manejando las principales riendas de este carro, sin duda que debería correr mejor y ganar mucho terreno, pero será suficiente para ganar la partida…
Ya esta echada la suerte, ya se barajaron los naipes, ya se hicieron las apuestas, ahora es solo ganar o perder, y pronto comenzaremos a ver los resultados, solo esperamos que estos resultados de alguna forma favorezcan a los que mas sufren, a los que tienen menos de verdad y no a los vivos de siempre que sacan su tajada de cualquier lado.

domingo, 24 de julio de 2011

EDUCACION SUPERIOR O NEGOCIO SUPERIOR...

La educación superior no tiene porque ser un privilegio, sino la inversión del país en nuestros talentos, en esos jóvenes, hombres y mujeres de Chile que tendrán en sus manos en pocos años mas el destino de la patria.
La crisis de la educación es tema para todo tipo de tertulias, de hecho está en crisis y esta crisis se vive en todos los niveles de la sociedad, ya no es una discusión de académicos, o de políticos, también lo es y bien lo sabemos los chilenos a nivel de estudiantes, a nivel de pingüinos, pero también lo es a través de padres y apoderados, de colegios y de comunidades. Todos de una u otra forma se han involucrado y se seguirán involucrando en los problemas que ha afrontado y que seguirá afrontando la educación en los últimos tiempos.
Sin embargo hay un hecho que es indiscutible, el talento. Es talento con o sin crisis de educación, y ese talento es el que hay que potenciar, cuidar, educar y proteger porque en ellos descansa el destino de la patria, y no estamos hablando de la madre tierra, estamos hablando de las personas que habitaran esta larga franja de tierra que se llama Chile.
Es un hecho que todos tenemos derecho a la educación, pero no todos tenemos el mismo talento, por tanto no todos tenemos derecho a la misma educación. Sin embargo hoy en día parece que la educación ya no es un problema de talento, mas bien es solo un problema de plata, un problema de recursos, prácticamente no se educan profesionales, se compran profesionales. Y muchas veces el verdadero talento, la verdadera vocación, la verdadera capacidad es desplazada por unos cochinos pesos que sobran en algunos bolsillos y que pueden pagar universidades y que faltan en otras y pueden sepultar talentos.
La Universidad no debe ser para quien lo pueda pagar, sino que para quien tenga talento. Sin embargo hoy en día la meta de todos nosotros como padres es hacer que nuestros hijo llegue a la tan preciada universidad, sin importar si tiene talento o no, sin importar si lo que estudie le servirá o no. Lo que importa es “el cartón”.
Sé de muchos casos que estando inscritos no dieron la PSU, porque “van a entrar a una universidad `privada nomás” o “no importa cuanto me saque, total si no me alcanza para lo que quiero, entro a una privada” o lo otro “ si no me alcanza el puntaje, elijo otra cosa”. O de otros casos que ni siquiera se inscribieron para la PSU, porque aunque tenían talento, económicamente no tenían ninguna oportunidad, y antes de sentir la frustración y el dolor de sus padres al no poder “ayudar” a sus hijos, prefirieron desechar la idea y enfrentar la vida con lo que tienen en sus manos, con el cariño, la comprensión y la gracia de Dios. Eso sí, con las manos limpias, con el corazón firme, con la razón bien puesta y con la honra en alto como su único “cartón”.
¿Cuanto jóvenes terminaron hoy su enseñanza media?, pero solo un puñado podrá ingresar a estudios superiores, y ¿cuantos de estos terminaran?. La educación superior no es el único camino, si todos nuestros hijos son profesionales universitarios, nos moriremos mas rápidamente de hambre, pues no habrá nadie que quiera hacer un pan, o nos moriremos infectados como ratas de alcantarilla, pues nadie querrá barrer nuestras calles. Pero el dilema no esta en quien hace esto o hace esto otro, sino en qué se sentirá realizado mi hijo, que talento tiene y para que le va a servir y en eso yo como padre debo apoyarlo, porque trajimos hijos al mundo, no para que sean doctores, sino para que sean felices. No los mandamos al colegio para que se eduquen, sino para que aprendan. Un medico o un ingeniero puede ser un “mal educado”. Entreguemos a nuestros hijos valores, educación, buenas costumbres, cariño, amor fraterno, en fin hagamos de nuestros hijos personas queridas y apreciadas por la comunidad y no solo “hijos con estudios superiores”.

La universidad y los institutos se han convertido hoy en día en grandes negocios, hay tantas carreras y tantas opciones que nadie se queda afuera, y puedes estudiar incluso muchas carreras que tan solo existen en el imaginario de los creadores. Muchas seudo carreras o ramas dispersas de otras que con pomposos títulos se convierten en anzuelo irresistible para estudiantes y consuelo para padres, que verán a sus hijos con el apreciable “cartón”, total, no importa en que trabaje, lo hará con la frente en alto como una persona con estudios superiores. Mientras universidades e institutos siguen abriendo la llave para que caiga a raudales la plata de tantos padres que darán todos por la educación de sus hijos.

BOULING O MATONAGE ESCOLAR.

El bouwling o matonage escolar esta llegando a limites insospechados, donde mas que actitudes propias de escolares o de adolescentes, se ha transformado en matonage que raya simplemente en la delincuencia o en la enajenación sin sentido de mentecitas en desarrollo que parecen atrapadas por unas deformaciones extrañas producto del bombardeo internetizado de los últimos años.
Nada de esto seria tan grave, si sus participantes supieran donde están los limites. Donde esta la razón, donde esta la decencia, donde esta el respeto propio y el respeto por los demás, si hubiera en estos actos algo de cordura, de percepción de la realidad y el deseo de querer aprender, respetar la opinión de los demás, sobretodo de sus mayores, de sus padres y de sus profesores.
Treinta o cuarenta años atrás, había tanto bouwling como ahora, siempre el cabro grande le pega al mas chico, siempre al cabro porfiado se le ponía un sobrenombre, siempre al cabro con un defecto se le llama por su defecto. y cuantas veces se agarraban a trompadas hasta que se cansaban o hasta que uno mayor decía basta, y allí terminaba, luego en una situación de respeto mutuo podríamos decir “tan amigos como antes”. Nadie se traumaba porque le pusieran un sobrenombre, por el contrario, el chueco Peralta, es chueco peralta desde que llego a la escuela, hoy en día ni el sabe como se llama, creo que mas se ofende si le dicen Dn. Arturo Peralta, que si le dicen “chueco peralta”, cuantas veces nos pasó que ante una situación problemática “nos pescaba el profesor de una orejita y después de corregirnos por nuestra falta, debíamos pedir perdón y darnos la mano, o un abrazo” y allí terminaba todo, y esto no era solo cosa de profesores, nuestros propios padres cuantas veces nos agarraban de un alita y a pedir perdón donde el vecino y al hijo del vecino con quien nos habíamos agarrado a trompadas. Nunca supe de alguien traumado, con tratamiento siquiátrica, con intervención policial, con denuncia a los juzgados, con amenazas de la familia o con agresión a un profesor o a una persona mayor. A los mayores se les respetaba, y todo el que tuviere un grado mas que uno, se le consideraba una autoridad y no solo se le respetaba, sino que se le escuchaba y se le obedecía.
Pero hoy en día se han perdido totalmente los limites y el valor de las cosas, un niño que se confronta con un compañero aunque sea por una tontera, va en busca de un arma y dispara sin ninguna contemplación ni remordimiento, como si una vida fuera un mono animado que se apaga con el clik del arma, el problema es que con otro clik no vuelve a la vida, sino que cobra otra. Nadie piensa, nadie razona, pegarle a alguien porque es moreno, porque es flaco, porque es chico, porque tiene algún tic o defecto no tiene sentido. En nuestros tiempos una persona con un defecto se le quería y se le ayudaba. Aunque algún sobrenombre tenia, este no ofendía, mas bien identificaba. Hoy en dia se ha perdido totalmente la decencia, pero es un hecho que la mayoría de los niñitos en el jardín “ya pololean”, y los padres y profesores le celebran estos pololeos, pero no lo celebran tanto cuando a los 8 o nueve años sus hijas tienen relaciones sexuales o cuando a los 12 son arrastradas de las mechas por otra compañerita que le levanto el pololo, perdiéndose todo el respeto propio y el respeto por el otro, ahora ya no importa si tienes relaciones sexuales antes de llegar siquiera a la adolescencia, lo que importa es si te cuidas o no, si usas condón, tampoco importa si tomas, si fumas, si te drogas, si te curas “con raja y todo” como dicen los jóvenes, lo que importa es que lo pases bien, que esté bueno el carrete, que seas libre de hacer lo que quieras, sin trabas, porque sino se trauma el “pobre pajarito”. ¿Cuantos tienen interés en aprender y en superarse?, en ejercer sus derechos y cumplir con sus deberes?. Pocos, porque hoy todo lo saben, el Internet misericordioso lo soluciona, nada es ajeno, nada es nuevo, los adultos hacen cosas de niño y los niños cosas de adultos. Lo malo es que también se hacen cosas de adultos con niños y los niños hacen cosas con los adultos y luego nos quejamos y ponemos el grito en el cielo.