sábado, 28 de febrero de 2015

EL CUENTO DEL TRAUCO
La Alicia, o la Icha como le decían sus padres se había puesto crecidita y el Pelluco en la escuela le había echado el ojo, ambos fueron creciendo juntos y a los 14 ya estaban listo para matrimoniarse, pero las cosas  nos serian tan fáciles, cuando sus padres supieron de este romance, los novios la sacaron bien salada, el castigo que recibieron fue para ambos con la coyunda de los bueyes, pero esto no quebranto su amor, sino que por el contrario, solo fueron mas cuidadosos y reservados y apenas cumplieron los 18 el Pelluco se busco unos padrinos y sin esperar mas  fue a la casa de su amada a pedir la mano de la Icha. El novio no tenía más que una mano por delante y otra por detrás, pero si se le conocía como fiero para el trabajo.
            El suegro sorprendido no quería aceptar esta relación, pero el Pelluco se vía muy formal y el solo quería una oportunidad, ofreció irse solo a la argentina y no volver por su mujer mientras no reuniera suficiente fortuna  para darle una buena vida  a la Icha. Al final logro casarse con la chiquilla que quería y luego de consumar el matrimonio y haber hecho gozar  a la niña de todos los placeres de la carne tomo sus pilchas y se fue para la Argentina, dejando al cuidado de su suegro su esposa quien además tendría que hacerse cargo de sus gastos como si nunca se hubiese casado.
            Nadie supo nada mas de el, no llegaron noticias de ninguna parte y se había perdido todo rastro, solo se suponía que seguía trabajando en Argentina, destino único de todos los chilotes que querían hacer fortuna o desaparecer para siempre de su tierra. Como a los dos años recibió una carta la flamante esposa, que por, mano había manado el Pelluco, diciendo que estaba en Neuquén y que estaba bien, trabajando y reuniendo toda la plata que podía, que lo espere, que pronto volvería. Así pasaron otros tres años sin saber nada de su amado Pelluco.
            Mientras tanto la Icha vivía con sus `padres, llegando ya a los 20 o 21 años, convertida en toda una mujer, hermosa  y radiante, habiendo conocido los placeres de la carne y ahora condenada a esperar, con tristeza a veces y cansada de esta espera interminable, mientras muchos muchachos la rondaban  incansablemente en forma permanente, tanto que ya no resistía a la tentación del sexo,  y el Pelluco que no daba señales de vida, casi no quedaban motivos para seguir luchando y resistiéndose. ¿Y si el Pelluco no volvía? ,  ¿Y si estaba muerto por allí?, ¿y si vivía con otra mujer?, ¿y si nunca volvía? ¿Ella tenia que dejar pasar todas las oportunidades que la vida le brindaba?
            No seria mejor aprovechar alguna oportunidad, “echar una canita al aire”, tener un consuelo porsiaca el Pelluco no vuelva, y mas que eso, tener un hombre con quien rehacer su vida, la que después de cinco años de espera, ya no da pa” mas. Y más vale irse olvidando del Pelluco.
            Así va pasando poco a poco de la mujer esposa en eterna espera, a la joven y encantadora mujer que es, sin un hombre a su lado y asediada por los muchachos, busca quien lo acepte bajo sus condiciones, es decir convertirse en amantes sin compromisos, al menos hasta que su familia y la de Pelluco decidan dar un plazo perentorio para que el Pelluco regrese o se de por muerto y pueda buscarse otro marido.
            En el intertanto la mala suerte o buena suerte, según  como se le mire, permite que ella quede esperando y allí vienen todos los problemas y todas las interrogantes, entonces hay que tomar una decisión: “el hijo es del Trauco” y no hay preguntas ni terceros involucrados, solo el Trauco es culpable. Pero el Pelluco el día menos pensado vuelve y se encuentra con la sorpresa, su niña que está mas linda que nunca, tiene un hijo, y este es del Trauco, es decir no hay culpables, solo él por dejar tanto tiempo sola a su mujer, no hay amigos ni enemigos, no hay traidores ni hechores, no hay engaño ni engañados. Ahora solo tiene que sopesar en su propia conciencia, si acepta este hijo del Trauco, sin preguntas y perdona a su mujer esta infidelidad, si lo ama lo suficiente para aceptar esta condición y realizar sus sueños, por los cueles se había sacado cresta y media trabajando y ahorrando en Argentina, y hace de este hijo su propio hijo,  o simplemente no acepta esta  situación, arranca la verdad a la familia, lava su honra, almejar con su mejor amigo o con su  propio  hermano y luego se vuelve a la Argentina y esta vez para siempre, dejando de paso que este “hijo del Trauco” que es inocente tenga a un padre, o a su “verdadero” padre.



Nota: para el chilote la palabra empeñada no tenia vuelta atrás, si alguien daba su palabra, esta palabra se respetaba aunque en esto se juegue la vida, este mismo principio se usaba en otras circunstancias,  como era el caso del Trauco, pues si por razones de convivencia a un hijo era preferible negarle el padre, se le negaba y simplemente se le declaraba hijo del  Trauco, como también sucedía en el “vuelcan”, pues usando la palabra mágica, la persona era acogido y socorrido, aunque fuera un bandido, un desalmado, sin embargo mientras se mantenía esta condición de quelcún ambos debían protegerse y respetarse mutuamente,
EL MITO Y LA LEYENDA
Para entender estos términos  digamos que el mito es un hecho que se recrea constantemente, y como se sucede una y otra vez va tomando características diferentes.  en cambio la leyenda es un hecho trascendental, histórico, generalmente telúrico, que no se volverá a repetir, como ejemplo podemos  mencionar la leyenda  del  “Cai-cai vilu y de Ten-ten Vilu”, que en una pelea colosal formaron las islas de Chiloé,  pero ellos ya no volverán a pelear, en cambio “el Caleuche” es un mito, porque sigue apareciendo y cada vez que aparece, lo hace con características propias, es decir quien los describe como espectador del barco Caleuche, lo describirá según su entendimiento, según lo que vio o imagino ver- por tanto un relato nunca será igual a otro, solo conservaran las características básicas.
            Por otro lado la leyenda tiende a explicar hechos que serian difícil de explicar  sin un conocimiento científico, así en cambio en forma fantástica se cuenta un cuento que  tiene características muy particulares, en donde el ser humano es parte importante, pero no hace la leyenda, generalmente es favorecido por ella, aunque sea el quien  inspire un sentimiento que haga nacer la leyenda. En cambio el mito es permanente, no es un hecho pasado, este se repite en el tiempo, y normalmente tiende a justificar o explicar ciertas conductas que deben ser observadas o justifica conductas que sin la mitología no serian aceptadas, toleradas o se volverían un peligro para el propio  humano y para su convivencia.
            Ejemplos:
El Caleuche: evita perderse en el mar.
El Trauco: permite aceptación de la infidelidad
            La Pincoya: permite la conservación ecológica
            El Camahueto: permite el asentamiento humano en zonas no  peligrosas.
            Si observamos los mitos, leyendas y costumbres de Chiloé desde una mirada antropológica, nos podemos dar cuenta de la tremenda sabiduría  que encierran, aunque el mito parezca estúpido. Esta es una característica del chilote, al cual todos pertenecemos de una forma u otra, el verdadero chilote  es ese que aparenta estupidez, mientras que por dentro tiene una tremenda sabiduría, cuando nosotros nos reímos de ellos, ellos  se han reída ya diez veces de nosotros         .

            Cuando  yo llegue e Chiloé, lo primero que hice fue comprarme un gorro de lana y unas medias chilotas, para parecerme a ellos, y me costo como un año darme cuenta que los chilotes usaban “parkas montañas”, “zapatillas Nike” y “calcetines fiorucci”,  que molían manzanas a vara, mientras en sus muñecas deslumbraban hermosos relojes “orient” y en la cintura portaban teléfonos de ultima tecnología y los únicos estúpidos que nos comprábamos el cuento eran estos “afuerinos con gorritos de lana”          
HABLEMOS DE LA MÚSICA
   Una de las expresiones mas típicas de todos los pueblos es la música, prácticamente no existe pueblo que no se Manifiesta a través de la música, pero, ¿Cuándo esta se convierte en folklor?yo creo que esta responde a un sello de “autenticidad”, es decir, una música o baile (la música es normalmente para bailarla o es acompañado por una expresión coreográfica) puede que no sea autentica o que no tenga una raíz en el pueblo mismo, paro si este pueblo lo adopta, la adapta, lo hace suya y con ella canta y baila  sus sentimientos, sus tradiciones y sus expresiones o creencias religiosas o filosóficas, ella se vuelve folclor. El mejor ejemplo lo tenemos en la cueca. Se supone que su origen estaría en España, por tanto  “lo autentico” estaría fuera de Chile,  sin embargo a nadie se le ocurriría  “dudar” que la cueca no es nuestro baile nacional, o que no es la pieza mas importante de nuestro folclor, sin embargo en chile nomas encontramos al menos tres tipos de cueca bien definidas, “la nortina”, “la cueca huasa o central campesina”, y la “cueca chilota”. pero indudablemente hay otras, como la “cueca brava”, las “cuecas choras", la “cueca larga”, etc. Pero además de esto nos encontramos con otras manifestaciones mas allá de nuestras fronteras, que aunque no siempre se llame cueca, es sin duda la misma manifestación musical. Como la cueca cuyana argentina, o la marinera peruana, y tanto ellos como nosotros   la consideramos parte de nuestro folclor. ¿Dónde esta la diferencia? En su autenticidad, es decir, una autentica cueca chilota , tiene que cumplir ciertos requisitos, primero debe ser mas rápida,  al ritmo que el chilote  pueda sacudirse el agua del cuerpo y entrar en calor, luego debe contar una historia de esta tierra, donde el sentimiento chilote esta reflejado y sus lugares comunes bien representados- seria imposible defender una cueca chilota que hablara de parras y parrones, de higueras o maizales, como tampoco se podría defender una cueca centrina que hable del Trauco o el Camahueto. Esta” autenticidad” a la música folklórica lo da el pueblo cuando esta canta sus penas y alegrías, reconoce sus historias  y sus lugares comunes. Esta autenticidad se hace tangible en territorios determinados sin una barrera estricta, pero reconocible o atribuible a cierto territorio determinado. Es por eso que aunque no perteneciendo del todo a Chiloé, reconocemos como propio el  “curanto chilote”- los mitos, como el Trauco o el Caleuche, y la música como la cueca chilota, una sajuria o un vals chilote.

              Vamos a otro caso, la música mexicana, de mucha aceptación entre nuestra gente, especialmente entre nuestros campesinos, pescadores y obreros, y de la población en general, pero siempre se mantuvo como música mexicana, porque cantaba y contaba historias de México, con lugares mexicanos, aunque las historias eran comunes a nuestra gente, por ello tanto gustaban, no habían lugares comunes ni mitos o tradiciones comunes, por tanto se mantenían como mexicanos. Sin embargo nuestros propios cantores comenzaron a interpretar esta música y al interpretar nuestras propias tragedias identificando nuestro propio territorio, con lugares propios, esta música pasa a ser casi parte  de nuestro folklor y hoy en día con una serie de ritmos o música como la cumbia mexicana identificamos al campo o a los campesinos chilenos como cultores de la musca mejicana en su variedad de ritmos, no estanos haciendo otra cosa que folclorizar esta música y si este proceso aun no se ha dado es solo `porque aun no forma parte de nuestra cultura o le falta antigüedad, pero en algunos años mas, con algunas generaciones mas, y cuando desaparezcan los autores y queden solo las canciones en el colectivo del pueblo, de seguro para a formar parte de la cultura popular y por ende de su folklor-
HABLEMOS DE FOLKLOR

LOS ARTÍCULOS QUE PUBLICO A CONTINUACIÓN, FUERON REDACTADOS PARA  UN PROGRAMA DE RADIO, DE TIPO FOLCLÓRICO TRADICIONAL,POR TANTO HAY QUE ENTENDERLOS EN ESE CONCEPTO Y BAJO ESETE FORMATO, ESPERO LES GUSTE.
                                  SALUDOS.                                                 ETELVINO
HABLEMOS DE FOLKLOR
En un principio fueron los ingleses quienes comenzaron a usar la palabra folklor, para designar ciertas  costumbres de algunos pueblos que escapaban  a los cánones tradicionales. es decir  “Así no debería ser”, Ej.; coser la comida en la tierra, como  “el curanto”, y no en un tiesto apropiado, pero esto no estaba malo, al  contrario, podría ser un aporte, entonces se le apellido “folklor” (huy que folklórico), para no confundirlo con lo antiguo, pues ciertos `patrones siendo muy antiguos no son folklóricos,  una “olla” por ejemplo.
El gran aporte de la antropología fue designar al folklor como “cultura”, y pese a una serie de definiciones que se pueden dar, al designación que mas me gusta  por como se acomoda a  diferentes circunstancias, es la que dice, “folklor es la cultura de un pueblo”,  entonces si sobreponemos  o reemplazamos la palabra “folklor” por cultura, las cosas cambian, porque no es lo mismo decir, “Huy que folklórico” que “huy que culto”.
Ahora al considerara  el folclor como la cultura de un pueblo, pasa a ser folclor toda manifestación humana que tenga un origen o una adaptación propia de un pueblo determinado, ej.: el  “tornillo de madera”, indudablemente que no lo inventaron los chilotes, pero ellos lo adaptaron a la madera y entonces pasa a ser parte de ese folklor  o de esa cultura. Esto pasa con el curanto, en lo básico es patrimonio de varias culturas, pero el curanto al ser adoptado y al darle ciertas características  propias, se convierte en “curanto chilote”.
Si volvemos un poco a esta definición de folclor, podemos concluir que folclor no es solo música o comida, ya que ancestralmente  un pueblo para que se le reconozca como tal, debe tener al menos una lengua común, vivir en un sector acotado, usar una formula común para vestirse, alimentarse y protegerse, tener ciertas creencias o expresiones religiosas.
Ahora si tomamos una característica esta se dispara de inmediato en una serie de manifestaciones, por ejemplo  la lengua: al tener una lengua común, esta no solo se manifiesta en palabras, sino que en canciones, cuentos, mitos, leyendas, expresiones y estas se acompañan con  música, grafica, dibujos, etc., y todo es cultura de un pueblo, por tanto es folklor.
            Al vivir en un sector determinado, concordando con la naturaleza del sector, dará forma a sus casas, a sus medios de transporte, a sus herramientas y a sus armas, al usar un tipo de vestimenta, esta adquiere colores, motivos propios, donde la grafica  o la intuición van jugando con sus creencias, para lograr un estilo  propio  que se transmite y que con el tiempo van a dar una característica propia a ese pueblo que será reconocido por ello, especialmente en sus rituales o en el ritualismo de vida del pueblo,

            Es así  como el folclor o se reduce solo a la música o el baile, sino que además a sus comidas típicas, a sus expresiones religiosas o culturales propias de sus espiritualidad, a su artesanía, reflejada en sus utensilios y herramientas, y a un sin numero de  de manifestaciones propias del quehacer humano que al ser ejecutadas en un territorio determinado por cierta cantidad de individuos y esta permanece en el tiempo, este se transforma  en cultura y también en folclor.

viernes, 27 de febrero de 2015

estoy escribiendo, desde mañana publico articulos. saludos,.

domingo, 28 de julio de 2013

estoy escribiendo bastante, tengo muchas cosas, pero estoy sin internet por lo que no puedo subir al blog, paro ya solucionare este problema como otros que no ha podido solucionar.

viernes, 14 de septiembre de 2012

he estado alejado,  motivos sobran..... pero acá va mi primer capitulo de mi próxima novela. haber si les gusta. la novela se llamara  "LA LANCHERITA"
CAPITULO UNO
EL DESTINO ES EL DESTINO

La Herminia se había acostado temprano, el día no había resultado nada fácil, entre ida a la playa, gimnasia,  la casa y nuevamente la playa, habían agotado su resistencia.  Y aunque en ella nunca se notaba el cansancio, dada la fortaleza de sus 16 años y de su condición robusta y atlética, adquirida por una alimentación no tan variada, pero rica en vitaminas  y  minerales , con la dosis perfecta de grasas y carbohidratos que se da en los hogares de muchos pescadores, donde la variedad del menú se juega entre pecados , mariscos, luche y cochayuyo y  abúndate papa, salpicadas de vez en cuando con fideos y arroces que son mas bien un acompañante escaso, así como la carne, que nunca alcanza para mas que un engaño miserable para el estomago.
La Rebeca, su hermana menor no los había hecho nada de mal, también había tenido lo suyo y como ella es mas joven y mas delgada, también el cansancio lo había alcanzado y entre rezongos de la mamá  y un
-¡valla nomás m`hijita!-
de la abuela , también había emprendido el rumbo a la cama , la que se encontraba junto a la de su hermana Herminia, amiga y confidente, a quien quería y consentía, mas bien ambas se consentían y se querían mutuamente, en su condición de pobres, de  hijas de pescadores,  de estudiantes esforzadas, de trabajadoras en faenas de mar, no había otra que ser mas que hermanas, amigas y confidentes.
                        Solo esperaban por el  padre, el Juanchito, la abuela y su mujer, la que con cara ya agria esperaba, fregaba, limpiaba y daba vueltas por todo lado, como para evitar mas bien estallar sola, antes que llegue el marido. El Juanchito su hijo, que en  su calidad de lisiado, no le es fácil retirarse solo a la cama,  prefería quedarse al ultimo, cuando ya no hubiera nada mas que hacer, esto porque así se verían obligados de irlo a acostar, no podían dejarlo solo por allí, él no podía cerrar un puerto o apagar una luz, así que al menos que lo lleven a su pieza y le ayuden a acostarse estaba asegurado. Por ello nunca le preocupaba  el acostarse, como tampoco el levantarse, pues nadie se apresuraría en levantarlo y si el no hacia su máximo esfuerzo hasta podría pasar toda una mañana si comer encerrado en  su cuarto, no es la madre ni la abuela  los que saldrían a su encuentro en la mañana, y para que hablar del padre, si entre lancha, cantina y cama no se le conocía mayormente. Nadie sabia a que hora estaría en la una o en la otra, ni tampoco era posible saber cual de ellos era mas querido, si su lancha, la cantina o la cama. La familia como  muchas de las familias de pescadores pasaban a segundo plano,  y si bien se reconoce el proveedor del hogar, como todo macho y pecador, da lo mismo si llega con algo a la casa o solo con una curaera que no se detiene  ni parado,
                        Solo la vieja  abuela y su hija conversan de vez en cuando,  mas bien cruzan cortas frases que son respondidas  por la Ester como escopetazos, se ve que la rabia sube y sube por sus venas, así como el marido en la cantina avanza en su curaera, su esposa en la casa aumenta en su rabia y la va acumulando a cada minuto, el marido había prometido ese día llegar temprano y traer lo suficiente para  parar la olla, y cubrir todos los gastos indispensables de su casa, porque ya hacia como una semana que no había aportada nada y solo había llegado por las noches a dormir su curaera sin ningún peso en los bolsillos, pese a que todos los días se hacia a la mar para trabajar en lo que viniera.
                        Aunque esto no es extraño en ninguna  familia de pecadores, pues para ellos, cada día tiene su propio afán, solo se vive el hoy, el mañana Dios vera, o mas bien Dios proveerá, ya que con un buen día bien trabajado fácilmente pueden  cubrir todos los gastos de una familia por varios días,  y bastaría trabajar una semana bien sin gastarse  nada, para asegurar el sustento de una familia por todo el mes ,  es por ellos que un día o dos trabajados o no , no  es cosa que preocupe a un buzo, un marinero, o un pescador, da lo mismo un día perdido que trabajado  o  tomado.  Si hoy se toma todo lo ganado y se queda sin ningún céntimo en los bolsillos, mañana se hará a la mar y recuperara todo lo tomado hoy, y basta con eso para tener la confianza suficiente para gastarse todo los valores  que pueden ser vitales para la vida de la familia, pero que un buzo no ve la urgencia, pues si hoy no tiene pan, entonces que pida, mañana el mar volverá a proveer y ya habrá lo suficiente para cubrir  lo faltante  del día anterior.
º           La mente  de  Efraín  nunca ha estado muy lucida y solo le importa trabajar por el día y gastar por la noche, no importa si es en su casa, en la cantina, en la casa de un amigo, en un prostíbulo o lo que sea, lo que si sabe es que al otro día al hacerse nuevamente a la mar no habrá ningún centavo en sus bolsillos, pues lo del día es para el día. Lo malo de Efraín es que  desde hace tiempo   le cuesta cada día controlar mas su ya declarado alcoholismo y pese a ser un  buen trabajador se le hace cada día mas difícil manejar su voluntad entre cantina y hogar,  si no fuera por sus hijas que muchas veces lo van a esperar a la playa y lo llevan directamente al hogar con las ganancias del día, difícilmente haría ese recorrido solo, para el es mas fácil el camino de la cantina que el de su casa.
            Efraín ya cayó en el círculo vicioso, ya es un buzo alcoholizado, o bebedor compulsivo, donde el vino es más importante que la comida.  El día para él, comienza muy temprano, tipo seis o siete de la mañana ya esta en pie, aguijoneado por la resaca del día anterior, no por su  costumbre de hombre madrugador, es producto de la sed que produce una buena curaera la que lo despierta por la mañana y con la escusa de ir a ver su lancha, única fuente de producción de la familia , se viste apresurado, y se va a dar su vuelta por la playa y por la cantina que queda al paso, donde una caña apagara su sed y su ansiedad que le impone el alcohol, luego regresar a la casa por un desayuno, si es que la marea y el tiempo lo permite, porque si es hora de zarpar, bastara con un par de panes y una botella de vino “pal frio” y los mariscos crudos,  con ella se harán a la mar y los primeros mariscos serán el suficiente desayunó con un par de tortillas y un buen trago de vino ya están listos para la pega, ya no hay resaca, ni cansancio, ni fatiga, ni enfermedad , nada,  el alma se les vuelve al cuerpo y la fuerza a su debilitados músculos, ya están listo para encarar lo que sea, si la tempestad arremete , allí habrá un brazo que no se doblegara fácilmente. La faena podrá durar todo el día y allí estarán estos hombres felices de su trabajo, de su vida y de sus logros, por la tarde al volver a la playa, mojados, con hambre y cansados, difícilmente alcanzara a llegar a sus casas, si la cantina esta mas cerca y es tan familiar, además que la sed , producto de los mariscos crudos y el pan solo, esta urgiendo sus gargantas , un vaso de lo que sea será tan bien recibido que sin este necesario paso,  no se podrá dar ninguno mas. Una cerveza, o una caña de vino apagara su ansiedad y si tienen suerte, voluntad o dos hijas que lo conduzcan, después de este necesario salvavidas podrá  tomar rumbo a la casa , de lo contrario allí se quedara, y pagara o mas bien gastara todo lo ganado del día por un par de tragos mas y algo de comer, cualquier cosa  sirve, no importa  el precio o si vale o no vale lo cobrado, solo se necesita comer y tomar,  y una vez que no quede un centavo en los bolsillos  enredara nuevamente el rumbo al hogar solo para dormir, si es que alcanza a llegar a su cama, o quedará amontonado en cualquier esquina de la casa y con suerte alguna alma generosa le tirara una cobija, para que el frio no lo haga despertar durante la noche o lo pase a mejor vida.
Así Efraín pasa sus días, y esta vez no será la excepción, ya la medianoche a pasado largo rato  y aburridas las mujeres se disponen a dormir, cuando un golpe como de un saco de papas se escucha en la puerta, no cabe duda que el hombre de la casa ha llegado, o más bien alguien lo paso a botar en la puerta de entrada, con seguridad en un estado calamitoso. La rabia acumulada de la Ester parece descargarse de una y casi respirando a borbotones se dirige hacia la puerta, y tomando al marido por un brazo, sin ningún miramiento lo arrastra hacia la cocina, y con una patada en las cotillas intenta descargar toda su rabia acumulada, y entre sollozos y gritos, le enrostra tosas sus faltas y con palabras de grueso calibre le insulta y le hace ver su falta de criterio y su incapacidad como padre y como esposos para mantener un hogar  y que mas vale que se mande a cambiar en vez de seguir dando molestias a esa casa que  con la pobreza luchan todos los días. El pobre Efraín intenta reaccionar  y tratando de ponerse de pie, en medio de la inconsciencia de la borrachera va hacia la mujer con la intención de agredirla, pero es tanto su curda que antes que levante los brazos es duramente vapuleado cayendo nuevamente al suelo como un saco. Allí queda botado quejándose incoherentemente, mientras que la esposa da la orden de acostarse y dejarlo allí votado, la abuela solo mira, el hijo espera tranquilo que lo lleven a su cuarto y la abuela  dando una larga mirada al yerno, decide también irse a acostar.
            Por largo rato se escucho el quejido del borracho, por algunos momentos parecían quejidos de dolor, otras de delirio, balbuceando palabras incoherentes, gritando o maldiciendo,  aparentemente así se quedo dormido, y la familia también, solo se despertaron cuando un portazo en la puerta principal anunciaba que él ya se había ido  a la playa. Con la rabia aun marcada en el rostro la mujer se levanta  para ayudar a sus hijas con el pobre desayuno para que puedan asistir a clases en el único liceo de la ciudad. Mas tarde trataría de hablar con el Efraín antes de que se haga a la mar  para rogarle  por mil y una vez mas que no se tome la palta y la deje para poder comprar lo necesario para la casa y para sus hijos que tanto necesitaban.
            Mientras tanto el Efraín adolorido por los acontecimientos de la noche anterior, tanto del cuerpo como del alma, se dirigió como siempre a la playa para comprobar que su lancha y sus equipos están allí, pero luego se dirigió a la cantina, donde sorpresivamente fue violentamente rechazado, pues aparentemente en su curaera del día anterior había cometido algunos errores que no se lo perdonarían así como así, y mucho menos se le confiaría un trago gratis para componer la caña, intentó vanamente pedir excusas pero la reacción de la dueña le dejo claro que sin plata no podría apagar su sed como ya era costumbre, caminó nuevamente hacia su casa, pero el recuerdo de la noche anterior, y sus delicadas costillas le hicieron desistir y sin saber que hacer emprendió el camino hacia su lancha con la intención de quedarse allí dormido hasta que llegaran sus compañeros, quienes de seguro lo salvarían con un buen trago  y con un poco de pan para matar el hambre que ya le corroía las tripas. Con bastante dificultad acercó  la lancha al muelle, pues no solo sus costillas se afligían, todo el cuerpo parecía reclamarle y sus fuerzas no eran las de antes, lo que otras veces podía hacer con una mano, ahora le pedían un doble esfuerzo. Ya estaba pensando seriamente en asentar cabeza, pues otro día de perras como ese no lo resistiría, y con el firme propósito de tratar de cambiar recobro sus fuerzas y haciendo un último esfuerzo puso la lancha a buen recaudo para poder subir a ella, y sin pensarlo dos veces  salta sobre la proa pero al poner los pies en ella, un intenso dolor  en el pecho lo hace doblarse perdiendo el equilibrio , cayendo  sin remedio hacia el agua, el dolor lo hace llagar hasta el fondo que  no pasaban los dos metros de profundidad he impulsándose con las piernas va en busca de la superficie, pero al salir se da cuenta que tanto la lancha como el muelle se han alejando de el y si quiere alcanzar a uno de los dos tendrá que nadar  y sin pensarlo más  saca las manos del agua  y hace el gesto de nadar, pero un nuevo dolor lo encoge y en vez de poder nadar el agua lo vuelve a tragar y lo aleja un poco más de la orilla, desesperado sale a la superficie y pide auxilio, pero nadie escucha sus gritos, intenta nadar nuevamente, pero todo parece inútil, entonces se traba en una feroz lucha con su amigo el mar, en quien siempre había confiado, este lo arrastra y lo separa de la costa, mientras el porfía con todo su dolor y su fuerza por acercarse a cualquier cosa que lo pueda sostener a flote, por largo rato lucha mientras pide ayuda cada vez que puede, pero pronto se da cuenta que su enemigo es más poderoso que él, y que le está pasando la cuenta  su embriaguez, su falta de alimentos, su insensatez y todos sus errores se le agolpan a la cabeza, pidiendo una segunda oportunidad, se deja arrastrar por las aguas mientras intenta mantenerse a flote moviendo si cesar sus piernas. El dolor en su cuerpo se acrecienta, pero el dolor en el alma  es mayor, piensa en su familia y se da cuenta de lo abandonado que los tiene, se da cuenta como el alcohol lo ha alejado de lo único  lindo y querido que tiene y gruesas lagrimas se confunden con el agua salada, una profunda oración brota desde su corazón y con arrepentimiento sincero pide a Dios por él, pide por su familia, por sus hijas, por su señora, por su hijo enfermo. Pide otra oportunidad  intenta llorar per el agua no se lo permite, intenta gritar pero una pequeña ola anula su intento, pero parece que Dios a escuchado su lamento, una gran tranquilidad invade su alma, sus dolores corporales van desapareciendo poco a poco, una especie de somnolencia lo invade, se deja llevar, quiere descansar y sin pensarlo dos veces cierra sus ojos, siente que el agua lo mese lentamente, va entrando en un mundo extraño, y entre las aguas se queda dormido para siempre.
            Doña Ester muy a su pesar, después de un buen rato tomo camino a la playa,  mascullando su rabia y su angustia, tenía que hablar con su marido, ya la cosa se estaba pasando a castaño obscuro, y  no sabía si reclamarle con rabia  y con energía o doblegando su orgullo y su rabia suplicar con cautela y con angustia para que cumpla con las obligaciones de un jefe de hogar, aportando lo mínimo necesario para la alimentación de sus hijos. Tan ensimismada estaba en sus pensamientos que no se dio cuenta el momento en que llego a la playa:
-          ¡buenos días  doña Ester!
El saludo lo sobresalto, allí recién se dio cuenta que ya había llegado al muelle, los hombres que trabajaban con su marido lo miraban  fijamente como esperando la noticia de la mujer que le indicaría que su marido estaba tan enfermo (de curao) que no podría trabajar ese día, sin embargo la pregunta fue otra.
-          ¿y el Efraín?
-          No lo hemos visto, nosotros suponíamos que usted nos venía a avisar que él no podía trabajar hoy.
-          ¡No!, si salió temprano, yo solo venía a conversar con él para rogarle que  no se tome la plata hoy, y a pedirle a ustedes que lo lleven a la casa en cuanto desembarque, antes de pasar por la cantina, pues en la casa ya no tenemos ni que comer.
-          Nosotros ya lo buscamos por acá y no está, ¿habrá ido para otro lado?
-          No lo creo, se hubiese cambiado de ropa, yo creo que anda apagando la sed nomas por allí, búsquenlo y me avisan.
Sin más, Ester emprende el camino de regreso a la casa, que el borracho de su marido no se presente en su trabajo temprano  no le extraña, mal que mal él es el dueño de la lancha y por lo tanto no tiene que dar explicaciones a nadie, tampoco es primera vez que  falta a su trabajo, así es que sin mayor preocupación por este hecho se regresa a casa, su verdadera preocupación es  que va a hacer para parar la olla ese día. Mientras tanto los trabajadores  se miran  sin saber qué hacer, les falta un hombre para hacerse a la mar,  pues con o sin Efraín podrían hacerlo,  pero antes de buscarse un socio deciden  darse una vuelta por los logares más frecuentes, con el fin más bien de ayudar a doña Ester que la habían visto tan afligida, pues dejar en tierra a Efraín sería lo mismo que si se tomara toda la plata de la faena de ese día, sin embargo esta diligencia no dio mayores frutos y simplemente  desistieron,  se buscaron un nuevo socio  y luego se hicieron a la mar, llevándose la embarcación, por la tarde al regresar  entregaron su mercadería y la parte correspondiente a los materiales  se lo fueron a entregar a doña Ester, quien contenta recibió esa tercera parte, pues ara ella era mejor que si hubiese ido a trabajar su marido, pues difícilmente le hubiese pasado la parte completa y solo habría logrado algunos céntimos que con suerte le alcanzarían para parar la olla,  agradecida pero extrañada volvió a indagar por el esposo ausente, a lo que sus compañeros de trabajo le informaron que no lo habían encontrado y por ello se habían hecho a la mar sin él, pero que  al regresar tampoco, lo habían encontrado, y solo habían sabido que por la mañana muy temprano, casi clareando el día  había pasado por la cantina cercana al muelle, y que al no ser atendido allí , lo habían visto dirigirse hacia el muelle. Las hijas ya habían vuelto del colegio y mientras esperaban la cena se afanaban en sus obligaciones estudiantiles, realizando tareas  y preparando la actividad del día siguiente. Solo Rebeca había preguntado por el papá, Herminia parecía no preocuparle mayormente y nadie más daba señales de preocupación, Ester llama a sus hijos a la mesa para servir la cena, opípara cena con los pocos pesos conseguido,  Ester puso un plato para el esposo, pese a que nunca lo hace, pues su hora de llegada  nunca es posible  adivinarla,  pero esta vez hizo la excepción, pensando quizás en que andaba viajando y llegaría con el ultimo bus de la tarde,  pero no fue así, terminada la cena y  lavado ya los platos, la mamá un tanto preocupada  mando nuevamente a sus hijas a que salgan a buscar a su padre, y ella misma recorrería algunos lugares más frecuentes y cercanos,  pero luego de una larga búsqueda y de muchas preguntas a Efraín parcia habérselo tragado la tierra o más bien parece habérselo tragado el agua, pues nadie da noticias de él  y solo la ultima testigo que lo vio ese día  insiste en que lo vio dirigirse al muelle muy temprano y que más tarde escucho unos gritos, pero solo le parecieron  gritos de curado que con la mona viva y sin un trago para  reparar su alcoholismo  gritaba para desahogar su ansia por un trago de vino, por lo que ella no puso cuidado  en esa situación  y no vio nada  que le parezca fuera de lo normal.  Sin embargo este hecho despertó la sospecha en una desgracia y pronto sus amigos comenzaron una búsqueda un poco más minuciosa, pues no dejaba de ser extraño  que el Efraín no aparezca, pues alcohólico podía ser, pero nunca faltaba a la pega y mucho menos a la cantina, además si lo habían visto dirigirse al muelle, no sería raro que hubiese sufrido alguna accidente, pues no sería  ni mucho menos el primero, ya varios habían cobrado la vida en él, pues la corriente en ciertas horas de marea se hace sentir, y con una buena curda como la que anda a trayendo el pobre de Efraín, perfectamente pudo haber sufrido una desgracia. Ya pasada largamente la media noche, no había ninguna señal del hombre  y varios de sus compañeros llegaron hasta la casa de Ester que esperaba por alguna noticia, ahora ya se podía percibir preocupación en los rostros de los hombres  tanto que  las niñitas que ya se habían acostado al sentir las voces  y el tono de misterio que se le daban , se levantaron apara indagar que noticias habían  de su padre, pero no había ninguna noticia alentadora, y aunque  todos trataban de no darle importancia aduciendo a una nueva historia de curados, no podían disimular que algo andaba mal y que la incertidumbre hacia más estragos  provocando una situación  nerviosa que a nadie agradaba. Sobre todo a Ester y su familia  quienes tenían un mal presentimiento de esta historia  y luego de un rato, convencidos que esa noche nada más se podría hacer, decidieron ir a dormir, para juntarse muy temprano al día siguiente  en el muelle.
            La noticia había cundido durante  la noche y por la mañana toda la comunidad estaba en el muelle, el único tema era la desaparición del Efraín, y después de cotejar todas las versiones posibles, se pensaba seriamente en una desgracia, pues alguien mas había escuchado los gritos por la mañana y mas que gritos de curado, le parecieron gritos de auxilio. Pronto llego la Ester quien comprendió de inmediato que algo pasaba, pues todos sus vecinos ya estaban en el muelle, llego hasta el final donde estaba atracada la lancha del marido  y allí luego de un breve silencio , sus amigos que trabajaban en la lancha le comunicaron que saldrían a buscarlo en el mar, pues  sospechaban una desgracia, pues después de haberlo buscado por todos lados y por las conversaciones de los vecinos,  mas de alguien escucho gritos pidiendo auxilio y ahora existe casi la seguridad que pudo haber sido el Efraín que pudo haber resbalado y caído al agua al tratar de abordar su lancha. Pronto todos se organizaron y tres grupos saldrían hacia la playa recorriendo cada uno un sector, mientras que las embarcaciones comenzarían a rastrear palmo a palmo  todo el rio,  mientras la familia indagaría con sus parientes, por si hubiera viajado a algún lado, aunque nadie lo había visto en los buces o en algún vehículo particular abandonando el pueblo. Sus hijas habían llegado al colegio como costumbre, pero pronto se dieron cuenta que lo miraban como bichos raros, por lo que decidieron conversar su caso con el director y solicitar permiso para volver a  casa  hasta que se solucione la desaparición del papá.
            Desde temprano los vecinos y amigos comenzaron a llegar a la casa de Ester, ya sea para inquirir alguna noticia o para ayudar a la familia y darle consuelo, sin embargo el regreso de las niñas de clase precipitó el duelo, el llanto de la menor fue seguido lentamente por  la hermana, por el lisiado que casi abandonado en una esquina tragaba saliva  para no ahogarse con su pena y su abandono,  pronto la madre  fue invadida también por esta pena que irradiaba desde sus hijos, porque aunque no hubiese sido el modelo de marido, había sido su hombre por demasiado tiempo, y aunque el alcohol había hecho  estragos e en la vida de pareja, ella se había casado enamorada y había tenido unos retoños hermosos  a los que nunca le había faltado nada, muchas veces pasaban  por estos periodos de sequia  o de alcohol, pero siempre había un despertar que traía nuevamente paz tranquilidad y todo lo indispensable para una familia,  pues nadie que trabajara y dependiera del mar para su sustento, se podría decir que era una persona miserablemente pobre, a lo mas experimentaban la pobreza como cualquier vecino que en algún momento le puede faltar algo para la subsistencia, sin embargo todos los pescadores, buzos mariscadores o recolectores  tenían más bien un buen pasar.  Mucho mas holgado que otras familias de obreros o  trabajadores sin oficio, pues a estos sí que le costaba muchas veces parar la olla. Pero no solo la pena por la pérdida de su hombre invadió a Ester, de pronto le llegó a la memoria todo lo vivido el día anterior,  el trato que le había dado, y como un mazazo , lo tiros sobre un sillón  y con una pena inmensurable comenzó un llanto, silencioso en un principio pero pronto fue aumentando su tono hasta convertirse  en un profundo lamento,  sintiéndose culpable de los acontecimientos, pues ella con su actitud  y con el mal trato dado el día anterior , había precipitado  los hechos, pues ni siquiera  un plato de comida había servido al desgraciado, y en vez de acogerlo y cobijarlo en su casa  lo había tratado como un perro, y lo había dejado tirado , humillado y vapuleado en el piso, sin ninguna protección ni consideración para el pobre diablo. Y seguramente  eso había hecho que el Efraín se hubiese  ido a refugiar en su lancha, cayendo al mar debido a su curaera.
            Resulto difícil consolar a la Ester, quería seguirse sintiendo culpable,  pese a que nadie más apoyó su teoría del  desamor, del desprecio efectuado el día anterior,  de el rechazo a golpes dado al padre de sus hijos, del desencanto y deslealtad con su marido, pues todos apostaron a que ella era una buena mujer y que hizo lo que  debía  hacer y que no era primera vez que hacía lo mismo, pues el Efraín había tenido el mismo tratamiento cientos de veces y nunca había pasado nada, es más , normalmente después de pasada  la curaera ni se acorvaba de lo sucedido,  por lo que todos insistían en que fue cosa del destino y de su mala vida  por culpa del alcohol y que ella no tenía ninguna culpa y que por el contrario  todas las mujeres de pescadores hacían lo mismo. Pero las palabras de sus amigas parecían no causar mayor efecto,  su pena se acrecentaba cada vez más, pues no sabía que haría ahora, como continuar con su vida, sin el proveedor del hogar, el llano parecía ser su único consuelo,  la única que se mantenía impávida  era la abuela, que pese a que se le había escapado una lagrima al ver sufrir tanto a su hija,  con un rápido movimiento de la manga había pasado a otra cosa  y con un no te preocupes hija la vida tiene que seguir , comenzó a ordenar tos trastos de la cocina, para  hacerla mas cómoda y funcional, y  pronto ella, había tomado las riendas de la casa y lo comenzó a preparar para lo peor. Una larga espera por un cuerpo,  cosa que el ríos siempre se hacía mucho de rogar por entregar su presa, o para en el mejor4 de los casos un velorio rápido que haga pasar el trago amargo, pues al dolor y al infortunio de los pobres, sobretodo de los pecadores   no hay nada que hacerle, solo sufrir, llorar, poner pecho al frente  y volver a empezar.